Una ligera tendencia al alza de los datos de denuncias por violencia contra los profesores en Andalucía por violencia, acoso, amenazas o agresiones, ha hecho que el sindicato del profesorado, Anpe, ponga los focos mediante el Informe del Defensor del Profesorado andaluz 2013-14, en esta situación de indefensión de los docentes y propone soluciones para mejorarla como un mayor reconocimiento de la autoridad del profesor, o una formación práctica a los docentes para combatir estos desagradables hechos.

Después de tres años a la baja, el número de denuncias por violencia contra los profesores ante la administración vuelve a tener una leve tendencia al alza y esto es motivo de preocupación entre el colectivo de docentes andaluces, que llevan años reclamando una serie de medidas que no terminan por discutirse. Y es que el problema es serio, pues no dejan de ser habituales escenas en los centros educativos en los que los padres de los alumnos tratan de agredir a los profesores escudándose en la protección de sus hijos.

TENDENCIA ASCENDENTE. Evolución del número de denuncias por violencia sobre el profesorado desde el curso 2010-2011.

TENDENCIA ASCENDENTE. Evolución del número de denuncias por violencia sobre el profesorado en Andalucía desde el curso 2010-2011. Consulte los datos desde el curso 2005/06 aquí.

En este artículo del ABC se muestran algunas historias recientes. Éstas están desubicadas, es decir, no nos dicen en qué colegios exactamente se produjeron en un ejercicio de ética periodística muy acertado. Se trata de esta manera de evitar los estereotipos y los prejuicios dirigidos a que estos problemas solo se dan en zonas deprimidas socialmente y el Sindicato advierte a la sociedad que ese es un pensamiento que cada día es más erróneo.

Específicamente estas son las propuestas auspiciadas por Anpe para la solución de los problemas de violencia contra el profesorado en Andalucía:

Reconocimiento de la figura del profesor como autoridad pública en el ejercicio de su función, a través de una Ley de Autoridad, similar a la existente en otras comunidades autónomas.

Mayor dotación por parte de la Administración, en medios y recursos humanos de apoyo a los centros educativos.

Establecimiento de una formación específica para el profesorado para la resolución de conflictos relacionados con la violencia contra los profesores.

Reducción de la carga burocrática del profesorado.

Las nuevas tecnologías en comunicación, como los chats por móvil (como el whatsapp), han entrado muy rápido en el entorno escolar y aún no está instaurado el buen uso de esos nuevos recursos. Mientras en algunos centros son muy útiles para la intercomunicación entre los padres de los alumnos de una misma clase, en otros es un centro de disputas y conflictos, llegando en los peores casos a insultos y amenazas.

FUENTE AnpeAndalucía, Abc IMAGEN AnpeAndalucía INFOGRAFÍA AnpeAndalucía