La lectura es una de las habilidades básicas de comunicación y está inmersa en el desarrollo tanto del lenguaje como del pensamiento. Es un proceso complejo y largo hasta perfeccionarse. Cuando vemos a un niño que lee muy rápido, incluso respetando los signos de puntuación, dando pausas… sabemos a ciencia cierta que ese niño descifra bien el código lector, pero no sabemos si realmente está leyendo hasta que no comprobemos si ha entendido lo que lee. Le damos algunos consejos para comprobar y fomentar la comprensión lectora.

Esta comprensión lectora es muy importante en diferentes aspectos. Favorece el aprendizaje significativo, el que no se olvida porque va relacionado con el anterior y el siguiente y se lleva implícito en todos los posteriores. Sin una buena comprensión de lo que leemos es imposible edificar el andamiaje sobre el que descansan los diferentes procesos de aprendizaje.

COMPRENSIÓN LECTORA. Potenciar esta habilidad en las primeras etapas de aprendizaje disparará las potencialidades de los niños y niñas.

COMPRENSIÓN LECTORA. Potenciar esta habilidad en las primeras etapas de aprendizaje disparará las potencialidades de los niños y niñas.

Afecta también a la función social de la comunicación. Nos va a condicionar mucho la capacidad de comunicación y expresión que tengamos en el futuro. Es una herramienta elemental en la función comunicativa. Y por otro lado, también afecta al desarrollo del pensamiento. En la búsqueda del pensamiento crítico y una capacidad elaborada de razonamiento es una función no importante, sino vital.

Te damos diez consejos muy bien apuntados y elaborados por Celia Rodríguez que te ayudarán a evaluar y potenciar la compresión lectora de tus alumnos o hijos, mediante actividades:

1. Busca lecturas que les gusten. Ya que si les interesa se esforzarán por entender el sentido de lo que están leyendo.

2. Hazle preguntas sobre lo que ha leído. No le presiones, interésate por el tema y pregúntale, deja que te cuente.

3. Juega con los distintos significados de las palabras. Puedes usar una palabra y explicarle los diferentes significados que tenga. Luego jugamos a usar la palabra en frases donde usemos los diferentes significados.

4. Muestra el sentido de las estructuras sintácticas. Emplea frases cambiando los signos de puntuación y pregúntales que significa en cada caso concreto. Tomarán conciencia de que si no leemos bien podemos dar diferentes interpretaciones.

5. Emplea actividades en las que entender el sentido de lo que leen sea importante. Como por ejemplo unas instrucciones para montar un juguete, una receta de cocina, etc.

6. Busca actividades donde tengan que leer y encuentren la utilidad a la lectura. Como por ejemplo mensajes de móvil, juegos de consola en los que te vayan dando instrucciones con textos escritos, etc.

7. Emplea un juego de pistas. Donde entendiendo el mensaje escrito en las pistas consigan encontrar algo, como un tesoro.

8. Usa jeroglíficos, o mensajes que tengan que descifrar. Se darán cuenta de la importancia de entender el código del lenguaje para comprender el sentido.

9. Lee con ellos, haz de modelo. Si ellos te ven hacerlo, lo harán también. Puedes leer un cuento, una noticia, etc. y luego explicarles a los niños y niñas lo que quiere decir.

10. Enséñale trucos de comprensión. Cuando lea, enséñale a detenerse (primero en cada oración, mas adelante párrafo a párrafo) y que se pregunte si ha entendido lo que pone. Pídele que lo resuma o que te lo explique.

FUENTE educayaprende IMÁGENES aztecanoticias, paularurodrigu