Educación TIC Colegio Móvil. Un proyecto auspiciado por una gran multinacional ha empezado a recorrer una veintena de colegios por toda España. Los niños y niñas de estos centros educativos tendrán la ocasión de usar sus dispositivos móviles en las aulas.

Educación TIC Colegio Móvil. Un proyecto auspiciado por una gran multinacional ha empezado a recorrer una veintena de colegios por toda España. Los niños y niñas de estos centros educativos tendrán la ocasión de usar sus dispositivos móviles en las aulas. El proyecto se llama expeditions y se trata de la última propuesta educativa de Google, que presta a los alumnos los móviles y las gafas de cartón y al profesor la tablet desde la que guía la experiencia.

Según las estadísticas del INE, uno de cada tres niños de diez años tiene móvil y de ahí en adelante la proporción crece enormemente. Es evidente que se ha insertado en la vida de los más jóvenes llegando a ser más del 90% de estos cuando llegan a más de 15 años. Hasta hoy ha supuesto más de un quebradero de cabeza para algún profesor y por ello se trata de cambiar la tendencia y hacer de este dispositivo un aliado en el proceso educativo de los jóvenes.

La motivación de los alumnos por el uso de esta tecnología concreta te garantiza mantener muy alto el nivel de atención, un factor de un valor incalculable para cualquier docente a día de hoy. Por ello, las primeras reacciones a este proyecto en el Instituto Cervantes de Madrid, nos deja un rastro de declaraciones de los alumnos en las que dejan claro que les entusiasma la idea de usar su dispositivo móvil como una herramienta más en clase. Le reproducimos un artículo de El País en el que se profundiza sobre esta propuesta de Google.

Los chicos del Instituto Cervantes, en Madrid, son los primeros en probar la última propuesta educativa de Google: Expeditions. La multinacional visitará en las próximas semanas una veintena de centros de España para familiarizar a docentes y alumnos con el proyecto. Les prestan los móviles, las gafas de cartón y la tableta desde la que el profesor dirige la clase señalando con el dedo las rayas marinas, una piedra, una estrella… “Se me ha parado el corazón”, exagera Fabián en la segunda fila cuando el programa salta al cosmos. Está entusiasmado porque ve esta experiencia casi como hacer pellas: “Esto no es trabajo”, confiesa. Hay centros, expertos y profesores que creen, al contrario, que sí que lo es, que se puede enseñar con los móviles igual que con un libro, una pizarra o una película.

Casi todos los alumnos de esta aula tienen su propio teléfono. Es una tendencia al alza conforme se hacen mayores. Uno de cada tres niños de 10 años lleva uno; en el 78,4% de los de 13 años y el 90% cuando superan los 15, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2014. “Forman parte del día a día de su vida, debemos conseguir que sean sus aliados”, defiende Mar Camacho, investigadora de tecnología Educativa en la Universidad Rovira i Virgili y autora principal de un estudio en marcha para medir el impacto de estos dispositivos en el aprendizaje, en el que colaboran Samsung y el Ministerio de Educación. Llevan tres años de pruebas en 29 colegios públicos de 13 comunidades autónomas en “un campo emergente” del que existen pocos datos. Faltan evidencias científicas, según Camacho, de si ayudan o no al rendimiento académico. Pero sí se sabe que desarrollan otras competencias, como la autonomía o el trabajo en equipo: “Hay alumnos que normalmente no participan en las dinámicas de clase y, sin embargo, se suman cuando se trabaja con tabletas digitales”, añade esta experta.

Hay conceptos que se pueden explicar con un móvil y otros que se cuentan mejor con plastilina. El teléfono, la tableta o el ordenador son solo herramientas, advierten distintos expertos. Ojo con los centros que “promueven el uso de tabletas para captar estudiantes y solo venden humo”, en palabras de Camacho. Ni es solo una moda ni se puede hacer de forma aislada. ““No basta con que un profesor decida usar tecnologías por su cuenta”, explica Félix Serrano, director del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), dependiente del Ministerio de Educación. “Debe de ser parte del proyecto educativo de centro, que tiene que comunicarse a las familias, además de contar con las redes adecuadas y las condiciones de seguridad necesarias”. No existen datos oficiales de cuántos centros escolares usan los móviles en clase frente a los que los prohíben. Tampoco se ha contabilizado el número de profesores capacitados para usarlos como herramienta didáctica, aunque distintas fuentes consultadas señalan que es un grupo minoritario. En el INTEF se forman cada año unos 10.000 profesores en Competencias Digitales, que se añaden a la formación que imparten las comunidades autónomas.

Educación Tic Colegio Móvil. F: Ine, ElPais I: ElPais