Teléfonos de contacto: 691 81 31 46 / 954001666 Información: correo@auladeocio.com

Las apuestas por las técnicas de Inteligencia Emocional en el aula comienzan a llegar a los colegios, promovidas por las AMPAS y por el mismo profesorado del centro. Estas técnicas, popularizadas por Daniel Goleman a través de su famoso best-seller mundial con el mismo nombre. Estas técnicas apuntan a la capacidad de sentir y el control sobre ella de manera que se pueda modificar con objeto de lograr mejores resultados académicos.

Las emociones constituyen el aspecto de mayor relevancia para facilitar los aprendizajes en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Son un aspecto esencial en todo aprendizaje y cuando no se tienen en consideración, se está dejando pasar una buena oportunidad para educar de una forma globalizada e integral.

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES. Una infografía de dónde encajaría la inteligencia emocional en la teoría de la inteligencias múltiples de Gardner.

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES. Una infografía de dónde encajaría la inteligencia emocional en la teoría de la inteligencias múltiples de Gardner.

Muchos centros educativos recogen dentro de sus finalidades la importancia del desarrollo de la dimensión emocional del alumnado, o hacen referencia a su educación integral. Pero el reto consiste en la aplicación práctica de la Inteligencia Emocional en el aula. Hay que estar preparados para desarrollar actividades y una cultura que promueva el crecimiento emocional de los alumnos, de los docentes y en general, de toda la comunidad educativa. El profesorado también debe comprometerse a desarrollar su propia inteligencia emocional.

A continuación reproducimos el texto de un interesante artículo en Diario de Sevilla que recoge las primeras experiencias prácticas con la inteligencia emocional en algunos colegios de la provincia de Sevilla.

El CEIP Félix Rodríguez de la Fuente es uno de los 20 centros educativos del Bajo Guadalquivir que practican técnicas de inteligencia emocional. Pero, para ello, los profesores requieren una preparación previa. Según la directora del Centro de Enseñanza al Profesorado (CEP) de Lebrija, al que pertenece esta veintena de colegios, desde 2001 ya existen experiencias de este tipo. Sin embargo, hasta la aprobación del III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado, en julio de 2014, ninguna normativa recogía en Andalucía plenamente los programas de inteligencia emocional. Rosario Sánchez-Toscano, directora del CEP Lebrija, apunta que desde 2001 a 2009 se otorgaron 184 certificados, mientras que desde 2011 hasta la fecha, 1.357 profesores han obtenido el certificado.

La Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Sevilla anota que, durante elcurso 2014-2015, se impartirán en la provincia un total de 32 cursos de inteligencia emocional dirigidos a docentes.

El CEP Lebrija colabora con la empresa sevillana 4MAR en la formación del profesorado. Su fundador, Alberto Ortega, se inició en la inteligencia emocional hace más de cinco años con un claro propósito personal y social, convirtiéndose en coaching personal. Fue su antigua profesión como docente de Secundaria la que le hizo plantearse las posibilidades que la inteligencia emocional podría tener en la escuela. Tal como explica su hermano, Jesús Ortega, 4MAR forma a profesores de todo el país. En Sevilla, desde hace tres años trabajan con loscentros del Bajo del Guadalquivir, y, más recientemente, con los de Castilleja de la Cuesta y Valencina de la Concepción.

NUEVAS TÉCNICAS. Estas primeras experiencias tratarán de evaluar el éxito de la aplicación de las técnicas de la inteligencia emocional en el proceso educativo.

NUEVAS TÉCNICAS. Estas primeras experiencias tratarán de evaluar el éxito de la aplicación de las técnicas de la inteligencia emocional en el proceso educativo.

El nuevo programa se basa en reforzar la autoestima del alumno, en romper barreras y en enseñar al menor en creer en sus capacidades y habilidades. “Si queremos resultados diferentes, hay que hacer cosas diferentes. Ya ha quedado demostrado que castigar al alumno no sirve de nada”, apunta Rosario Sánchez-Toscano. “Existe una falta de valores, valores que antes se aprendían en casa y ya no”, completa el director del CEIP Félix Rodríguez de la Fuente. “Los profesores no somos culpables, pero podemos hacer algo diferente para cambiarlo”. Y, para ello, también involucran a los padres haciéndoles partícipes del programa a través de talleres y tutorías pedagógicas para que lo apliquen también en casa.

“El alumno reflexiona y se pregunta a sí mismo por qué va al colegio, cuál es su sueño”, explica Manuel Deco, director desde hace seis años del CEIP Félix Rodríguez de la Fuente, en Los Palacios y Villafranca. “El niño no ve el colegio como una obligación, sino como el medio, un apoyo, para conseguir su sueño”. Para ello, los alumnos de este centro dibujan “su visión”, sus retos, en una cartulina que luego colocan en su lugar de estudio “para que estén en contacto con esta imagen”.

Manuel Deco asegura que tiene datos objetivos que demuestran la eficacia del sistema: “El cambio de actitud es muy rápido. Las mejoras en las clasificaciones se aprecian, incluso, de un trimestre a otro”. El colegio palaciego aplica este sistema entre los alumnos de 3 a 12 años. En el caso de 5º y 6º de Primaria, aprovechan la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que aún mantienen (entre 45 y 90 minutos a la semana). En el resto de cursos se aplica en el día a día.

“Trabajamos con la importancia de adquirir compromisos y cumplir con tu palabra”, explica Deco. Así, si un alumno no realiza los deberes, la clase se reúne en asamblea y analiza la situación, los motivos de por qué no ha cumplido con su compromiso, disculpándose éste ante sus compañeros. Deco habla de precios y recompensas. Si el comportamiento no es el adecuado, el alumno tiene que pagar un precio, por ejemplo, el profesor puede reñirle. “Existen normas pero éstas no las impone una autoridad, sino que son fruto del consenso de todos los alumnos, un compromiso que todos asumen. El profesor es un mediador”, explica Jesús Ortega, de 4MAR.

En otras ocasiones, si el alumno le dice a su maestro que no sabe hacer algo (“respuesta víctima”), éste le entrega una tarjeta roja. Pero si afirma que lo va a intentar, recibe una tarjeta verde.

Al principio los recelos entre el profesorado eran patentes, como indica Manuel Moreno, recién jubilado. “Los últimos cuatro años han sido los más satisfactorios de toda mi vida profesional”, asegura. El maestro reconoce que sus alumnos han ganado en habilidades comunicativas y sociales, así como académicas. Moreno reconoce que la inteligencia emocional no sólo le ha servido en su vida profesional, sino también en la personal: “Tengo un hijo hiperactivo y ahora, después de 26 años, he aprendido a tratarlo”. Porque, como dice el profesor, “cuando un niño tiene un problema en clase, se tiende a considerarlo un caso perdido”. Pero ésta sólo es la punta del iceberg, hay que sumergirse para ver su tamaño real.

FUENTE RevistaDigital, DiarioDeSevilla, Psicodiagnosis, Wikipedia IMÁGENES Pedagoteca, Psicodiagnosis

Entre la numerosa variedad de webs dedicadas a la búsqueda de empleo, se echaba en falta alguna específica para la educación, ya que en las generales, las ofertas de empleo para profesores son escasas o nulas. La web Colegios.es empieza a tener un volumen interesante de ofertas, pero aún son escasas de cualquier manera. El punto fuerte de esta página es que dice que sus ofertas sólo las vas a encontrar en su sitio y que te permite crearte un perfil y ofrecerte a los centros educativos.

Otra de las herramientas que nos ha parecido interesante en la búsqueda de empleo para profesores es un registro de direcciones postales de colegios privados y semi concertados. Te ofrecen una etiqueta que puedes imprimir y que solo tendrás que pegar en el sobre para enviar tu CV al centro educativo. Sin duda, cualquier ayuda en esta tediosa tarea es bien recibida por la persona que busca empleo, que es un trabajo en sí mismo.

En las webs generales de búsqueda, el empleo para profesores es muy escaso o nulo. En las dos o tres páginas punteras en España apenas hay 30 o 40 ofertas relacionadas con la educación para todo el territorio, pero no muchas específicas para profesores de todos los niveles, ya que se contemplan tanto colegios como guarderías, academias o en general, cualquier centro educativo.

Otra que funciona muy bien es Colejobs.es que tiene un formato mucho más parecido a las webs de búsqueda generales, pero también es específica para ofertas educativas. Esta web ofrece además todo tipo tipo de cursos y formación complementaria, además de un buen número de ofertas eductaivas por toda la geografía nacional.

FUENTE Colegios.esColejobs.es IMAGEN Jobijoba

Objetivo 5 Años es un proyecto promovido por José Antonio Marina que pretende mejorar la situación del maltrecho Sistema Educativo de España, un problema que se conoce, que se dice que hay que solucionar, pero que nunca se hace nada por solventarlo. Objetivo 5 Años está llevando a cabo reuniones con los diferentes actores sociales que intervienen en la educación en busca de un frente social común que presione para revisar este importante asunto en nuestra sociedad. Alguno de esos actores asegura que “El Sistema Educativo actual sólo se salva por la generosidad de sus profesores”.

Esta movilización educativa se propone cambiar un sistema “mediocre y estancado” y acercarlo más a los sistemas educativos europeos, y para ello se propone un plazo de cinco años para hacer efectivo el cambio y empezar a recoger los primeros frutos del remozado sistema en forma de mejores cifras acerca del fracaso escolar, la alfabetización… todos datos cuantificables y sobre los que se puede llevar un control exhaustivo. Objetivo 5A trata de hacer real una demanda que lleva años estancada y que no parece preocupar a nadie, cuando la educación es la base de nuestras sociedades. El propio J. A. Marina, del que hemos citado varios artículos educativos en este Blog, lo explica así:

¿En qué consiste la movilización educativa? En primer lugar, Objetivo 5 Años pretende llamar la atención de la ciudadanía hacia la importancia de la educación. En segundo lugar, aspira a liberarla de la resignación, señalando un objetivo claro y viable. Tenemos que saber lo que podemos esperar y lo que debemos exigir. La propuesta que hacemos es la siguiente: el sistema educativo español puede convertirse en un sistema de alto rendimiento en el plazo de cinco años, con el presupuesto que tenía antes de los recortes, aproximadamente el 5% del PIB. No hay excusas para no conseguirlo y, sin embargo, todo hace prever que no se conseguirá si no exigimos a los políticos que se comprometan a hacerlo antes de las elecciones. El hecho de que se nos avecina un año electoral me anima a hablar ahora de la movilización. Entre todos debemos conseguir que la educación sea un tema prioritario en las campañas.

¿En que se concretaría ese objetivo de la movilización? En Objetivo 5 Años hay algunas metas claras. La primera, rebajar las cifras de abandono escolar a las tasas medias europeas, alrededor del 10%. Otra es mejorar la calidad en las aulas. A pesar de sus defectos, me referiré al índice PISA porque nos permite una comparación internacional, y nos proporciona una serie temporal desde el año 2000. No es la Biblia y, por lo tanto, se puede mejorar con otros índices que tenemos (PIRLS, TIMSS, CIVICS,TEDS-M, TALIS, ETC.). El BBVA utiliza en sus estudios el “Índice de desarrollo educativo”, que maneja otras variables. Y UNICEF publica el interesantísimo índice de “Bienestar educativo y bienestar infantil”, en el que, por cierto,  estamos descendiendo vertiginosamente. Pero a efectos orientadores, me referiré al PISA. El objetivo sería acercarnos en cinco años a los primeros puestos de la OCDE.

Ya saben que PISA se ha realizado en 65 países, de los cuales 35 son de la OCDE. En el ranking global, el primer puesto lo ocupa Shangai con 613 puntos. Finlandia, nuestro referente preferido, obtuvo 519, que es un nivel alcanzable por España, que obtuvo 484. De hecho, no hay que olvidar que siete comunidades autónomas españolas superan la media de la OCDE, y que algunas se acercan a las cifras finlandesas. Entre las comunidades españolas hay una diferencia de hasta 55 puntos. Hay una tercera meta indispensable: organizar y prestigiar una educación profesional de calidad. Proponemos, por lo tanto, que el objetivo a cinco años podría ser triple: rebajar al 10% la tasa de abandono escolar, subir 35 puntos en PISA y organizar una educación profesional de calidad.

En esas rondas de reuniones organizadas por Objetivo 5 Años, las preguntas sobre las que giraron las conversaciones y puestas en común fueron sobre quién debería impulsar el cambio educativo, si el plazo de cinco años es realista y sobre los primeros pasos que deberían darse para lograrlo. Desde este Blog reproducimos las respuestas de uno de ellos, Nicolás Fernández Guisado, presidente nacional de ANPE (Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza), Maestro y Licenciado en Derecho. En este enlace les dejamos otras respuestas de otros invitados.

VOZ DE LOS PROFESORES. El presidente de ANPE opina sobre la regeneración del Sistema Educativo.

VOZ DE LOS PROFESORES. El presidente de ANPE opina sobre la regeneración del Sistema Educativo.

¿Quién cree que debe gestionar el cambio educativo? Es tarea de todos. Todos estamos implicados en la mejora de la educación y sin la colaboración de todos es difícil lograr avances sustantivos. Ahora bien, el cambio debe venir precedido de un pacto o acuerdo social de mínimos que sea impulsado desde el Gobierno. Un pacto político y social: el  primero entre partidos políticos y administraciones educativas, y el pacto social referido a organizaciones de la comunidad educativa. Pero para ello hay que ponerse de acuerdo en unos puntos mínimos básicos como el modelo y estructura del Sistema Educativo, la vertebración y organización del sistema, los centros educativos, conciliando libertad de creación, derecho a la formación moral y religiosa de los padres y programación general de enseñanza, y la situación del profesorado y su financiación. En estos puntos hay aspectos técnicos profesionales y otros de marcado carácter político y social pero es necesario llegar a un acuerdo básico para asegurar la pervivencia y estabilidad del sistema y luego el desarrollo será cuestión de los gobiernos y administraciones correspondientes.

¿Cree que el sistema educativo español puede convertirse en un sistema de alto en el plazo de cinco años? El plazo propuesto por Objetivo 5 Años tal vez sea corto pero creo que en diez años se puede dar un impulso impresionante, sobre todo una vez que se logre un pacto o acuerdo y se desarrollen las cuestiones concretas: el modelo educativo, autonomía de los centros, el profesorado (ingreso y acceso), carrera profesional, función directiva, inspectora…  Naturalmente que hay que empezar desde el minuto uno.

¿Qué  debería hacerse para conseguirlo? Asegurar la estabilidad del sistema y trabajar sobre certezas y sin tantas incertidumbres. Hablo con frecuencia de que los cambios deben ser globales y de conjunto, porque no hay nada peor que los parches. La situación del profesorado sigue sin abordarse y esto es prioritario y esencial. El profesorado se forma y se recluta por los mismos mecanismos del siglo pasado y eso no puede ser. Si el sistema se salva es por la generosidad de muchos profesores que son autodidactas y con un carácter voluntarista se preparan y adaptan para los nuevos tiempos. Esto hay que regularlo profesionalmente, por eso reclamo un Estatuto docente que regule todas las cuestiones profesionales y sea incentivador y motivador para permitir el mejor desarrollo profesional de los docentes. En definitiva, si se tiene un marco común es fácil desarrollarlo siendo además flexible,  porque en la sociedad actual y la del futuro hay que estar preparados para la adaptación continua. Por eso el sistema no puede ser rígido.

 

FUENTES ElConfidencial, ElMundo, Wikipedia IMÁGENES ElConfidencial, Artículo26